.

miércoles, 28 de mayo de 2014

REFLEXIÓN Y ORACIÓN PARA EL 20 DE SEPTIEMBRE

Dice tu Ángel hoy:
 
Según nos cuenta el Evangelio, Jesús ha observado la naturaleza profundamente. Sacando parte de sus enseñanzas, ella le sirve de depósito para comparaciones y parábolas.

Imitándole, observa lo que pasa en tu jardín. Se siembra en primavera después de haber preparado bien la tierra. La semilla se alza por la virtud que el Creador le ha integrado. Al mismo tiempo, tímidamente, se levantan las plantas dañinas. Esperas que sean lo bastante altas para quitarlas, por miedo que al arrancarlas te lleves a las jóvenes. Si no actúas en ese momento, las malas hierbas continúan invadiendo lenta y solapadamente el espacio reservado a la vida, acaban por ahogarlas.

Pasa igual con los defectos, las faltas y los pecados, la mala hierba del alma. Si no la arrancas a tiempo, progresan disimuladamente, invaden poco a poco el espacio interior, y se ahogan progresivamente las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad. Se abandona entonces el Reino para adherirse al mundo. Desgraciadamente se cambia el alimento vivo por las obras de muerte, la luz por las tinieblas. Se traiciona a “la Luz del mundo” por el “padre de la mentira” que detenta “el poder de las tinieblas” (Lc 22, 53).


 
 ORACIÓN AL ÁNGEL DEL SILENCIO
 
Señor y Dios mio,
haz habitar con nosotros al Ángel del Silencio,
para que establecido el silencio interior,
medite con gusto y en silencio humilde,
 la lejanía de la eternidad,
escuchándote con gusto y guardando tus palabras.
 
Ángel del Silencio,
Te ruego seas mi inspiración,
para que en los momentos
en que yo vaya a pecar o dañar a otros
por medio de mis palabras
me hagas recapacitar
y selles mi boca,
y que de esta manera
me ayudes a mantenerme libre de pecado.
 
Gracias ángel mio.
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs